martes, 5 de abril de 2016

CIENCIA Y EVOLUCIÓN

La ruptura generada por el ingreso a la edad moderna y la transición de las estructuras sociales unidas al consecuente crecimiento económico, la competencia y el fortalecimiento del racionalismo como motor de la ciencia, han hecho que durante algunos siglos demos la pelea por otorgar poderes absolutos o no al saber científico.

Mi posición es moderada frente a este tema, por cuanto, la ciencia vista desde el positivismo ha pasado a ser solo un eslabón para la comprensión del mundo, entre muchos otros, sin negar, que es un eslabón fuerte y comercialmente fortalecido.

Este blog espera ser un lugar de encuentro, para desarrollar en compañía de todos los lectores que me quieran acompañar, discusiones abiertas, liberales o conservadoras.  Para ello traeré a colación temas científicos y tecnológicos para discutirlos a la luz de una visión futurista y ética.  Aspiro que en nuestro recorrido observemos aspectos positivos y negativos, visionemos posibles cambios y diferenciemos el poder publicitario y fantasioso de mucha información que nos llega. 

Igualmente deseo que estas reflexiones nos permitan diferenciar las bondades del avance científico y tecnológico, al igual que nos permitan desarrollar conciencia acerca de nuestra interrelación como seres en un terrón que navega en el espacio.